MEDICOS ECUADOR

 
   
 

  

  

El asma

Es una enfermedad que se caracteriza por la obstrucción de las vías aéreas del pulmón, que es secundario a la disminución del diámetro de los conductos bronquiales. Está presente entre el 0,5 y el 3% de la población y la tasa de mortalidad por esta consecuencia es actualmente de 0,4 por cada 100.000 personas (en los Estados Unidos de América). Existen grupos raciales que tienen menos presencia de asma, como los habitantes de Nueva Zelanda y los esquimales, posiblemente debido a que existe menor polución en su medio ambiente.

Publicidad

Aparece especialmente en la primera década de la vida, aunque puede iniciarse en cualquier momento, y se asocia frecuentemente con la rinitis, conjuntivitis y dermatitis alérgica.

 

Causas:

Herencia familiar que predispone al enfermo a tener una alta sensibilidad para hacer alergia a diferentes sustancias que están normalmente en el medio ambiente. El mecanismo es así: el organismo genera unos anticuerpos contra estas sustancias, los anticuerpos se "estacionan" en los bronquios y cuando la persona entra en contacto con dichos agentes (llamados alergenos), desencadena una reacción inflamatoria en dichos bronquios, haciendo que el diámetro de ellos disminuya, por lo que el aire tendrá dificultad para entrar y salir de los pulmones.

Hay muchas clases de alergenos: 

·         Virus (de la gripa, por ejemplo)

·         Los hongos

·         Los ácaros (diminutos insectos que están presentes en el polvo casero).

·         El polen, ciertos olores, el ambiente muy frío, la humedad, ciertos olores (como los perfumes fuertes), las plumas de las aves, la saliva del gato, el pelo de las mascotas, el humo (tabaco o leña), etc.

·         El ejercicio puede inducir a que el bronquio se estreche, por lo que es muy frecuente encontrar que la persona con asma tenga que utilizar un medicamento que dilate el bronquio, antes de comenzar la práctica deportiva que demanda moderada a intensa actividad física.

Tomando en cuenta esta variedad, podría ser difícil determinar cuál es la causa inicial de las crisis de asma; incluso podría pensarse que los ataques "se presentan por sí solos", pero esto no es cierto; por lo general, hay algo que desencadena un episodio de asma.

Síntomas:

Generalmente aparece antes de los 10 años de edad, observamos que los niños tienen "gripas" a repetición, con tos y dificultad respiratoria. Usualmente los padres refieren que su hijo "no ha salido de una gripa, cuando ya tiene otra". Además, durante los episodios de tos se escucha un sonido como de silbidos o pitos provenientes del pulmón, que no son más sino el ruido que produce el aire al pasar por los bronquios estrechos. Durante las crisis de asma el enfermo tiene dificultad para respirar acompañada de tos, casi siempre sin producción de moco (a no ser que además tenga gripa). Muchos pacientes no tienen episodios de crisis asmática como tal, pero en las noches tienen tos seca.

Exámenes:

Normalmente su médico confirmará el diagnóstico con unas pocas pruebas:

·         Radiografía de tórax, donde se descubre que hay atrapamiento del aire en los pulmones (ya habíamos anotado que en los casos de disminución del diámetro del bronquio el aire tiene dificultad tanto para salir como para entrar).

·         Cuadro hemático, en donde se encuentra, generalmente, elevación de las células llamadas eosinófilos; Inmunoglobulina E, que es la fuente de los anticuerpos que reaccionan con los agentes a los que la persona es alérgica.

·         Examen denominado espirometría, el cual consiste en una prueba en la cual el enfermo respira a través de un tubo que está conectado a un aparato que mide la cantidad de aire expulsa y la velocidad con que este aire sale de los pulmones; este examen informa el grado de obstrucción de las vías respiratorias.

Tratamiento:

Las recomendaciones para prevenir los agentes conocidos que generan los episodios de asma son la base del tratamiento.

Existen medicamentos que dilatan la luz del bronquio estrecho, tales como los broncodilatadores beta-adrenérgicos como el salbutamol, formoterol y salmeterol; los corticoides como la beclometasona, budesonida, fluticasona, triamcinolona, dexametasona, etc.; además, hay medicamento que previenen el proceso inflamatorio que produce la reacción alérgica como el ketotifeno y la teofilina.

En muchas oportunidades se pueden realizar tratamientos para disminuir la sensibilidad de la persona a los agentes alérgicos, para ello se hacen pruebas de sensibilidad y posteriormente se aplican "vacunas" semanales que finalmente hacen a la persona "tolerante" ante el agente inductor de la alergia, como los ácaros, pólenes de pasto, árboles y caspa de animales, por ejemplo.

Otros temas:

 

Obesidad infantil

Autor: Dr. Eduardo Joutteaux

Urticaria en niños

Autor: Dra. María Carriel

Asma en los niños

Autor: Dra. María Carriel

Raquitismo - Deficit de vitamina D en niños 

Autor: Dra. María Carriel

Malnutrición infantil

Autor: Dra. María Carriel

NOTA: Bajo ninguna circunstancia la información publicada en medicosecuador.com trata de reemplazar la consulta médica o los consejos dados por un especialista. La información publicada en medicosecuador.com sólo trata de orientar a todos nuestros visitantes. 

medicosecuador.com no se hace responsable por ninguna decisión en relación a su salud que usted tome después de leer la información publicada en nuestro sitio web o de la opinión que dan los médicos, empresas, sociedades y revistas afiliados a nuestro website. Si desea visitar a un especialista le recomendamos ver nuestro listado de médicos afiliados

 

 

  

 

 

   
  

   

Copyright ©   
Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización escrita